¿Qué fue de los hijos de María Antonieta luego de su muerte?

María Teresa Carlota (Nació el 19 de diciembre de 1778): Vivió la Revolución encarcelada en el Temple hasta 1795, donde su tío, el anterior conde de Provenza y proclamado Luis XVIII al restablecerse la monarquía en 1814, la refugió en Lituania. La convenció de casarse con su sobrino el Conde de Angouleme, hijo de quien será Carlos X, antiguo Conde de Artois. Maria Teresa logró ser Reina Consorte de Francia cuando el padre de su esposo, el entonces Rey Carlos X abdicó en favor de su nieto. Veinte minutos mas tarde, el Conde de Angouleme tambien abdicaba en favor de su primo. Despues de la Revolución de 1830 se mudó a Edimburgo. En 1833 se fue hacia Praga. Mas tarde a Eslovenia. En 1844 murió su esposo. Luego de ello, María Teresa se trasladó a una mansión llamada Frohsdorf, muy cerca de Viena. Pasó sus días paseando, leyendo, rezando (era una dévota católica) y cosiendo. Nunca tuvo hijos. Murió el 19 de octubre de 1855 de neumonía. Se dice que vivió toda su vida con ataques de pánico luego de las torturas psicologicas que habría sufrido en el Temple.


Luis José (Nació el 22 de octubre de 1781): Se rumoreba que no era hijo de Luis XVI aunque eso jamás fue comprobado. Murió de tuberculosis el 4 de junio de 1789, a los 8 años. Los reyes aun estaban de duelo cuando la Revolución estalló.





Luis Carlos: (Nació el 27 de marzo de 1785): Luego de la muerte de su padre, los monarquicos lo nombraron Luis XVII. Fue persuadido para declarar en contra de su madre durante el juicio que se le realizaba. Fue separado de toda su familia durante su encarcelamiento en el Temple. Probablemente murió de peritonitis tuberculósica el 8 de junio de 1795, aunque muchos aun creen que fue torturado y asesinado por los guardias revolucionarios. El cuerpo fue enterrado dos días más tarde en una fosa sin nombre del cementerio de Santa Margarita de París, junto a otros cuerpos, sin señal de que allí descansaba Luis XVII. Hace unos años se le realizó un estudio de adn a un corazón conservado en la basilica de Saint-Denis para comprobar que el mismo pertenecía al pequeño príncipe. El resultado dió positivo.



María Sofía Helena Beatriz (Nació el 9 de julio de 1786): murió al añó de vida, de tuberculosis. El cuerpo de Sofía descansa en el osario común de la basilica de Saint-Denis.

Entradas más populares de este blog

Vistas de Paris en el siglo XVIII

Joseph Haydn: Sinfonía n°85, o "La Reine"