Derechos del hombre...¿y la mujer?


La igualdad de los "hombres" proclamada por la Revolución Francesa planteó el problema de qué hacer con las mujeres y los pobres. El voto universal masculino solo funcionó durante el corto período de mayor convulsión, que fue el mismo en el que las mujeres tuvieron la esperanza de alcanzar la igualdad.

La revolucionaria Olimpia de Gouges publicó en 1791 la Declaración de los derechos de la Mujer y la Ciudadana. Allí se podía leer:

"La mujer nace libre y debe permanecer igual al hombre en derechos [...[. La ley debe ser la expresión de la voluntad general; todas las Ciudadanas y los Ciudadanos deben contribuir, personalmente o por medio de sus representantes, a su formacion [...]. Las madres, las hijas y las hermanas, representantes de la nación, piden ser constituidas en Asamblea Nacional. Considerando que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos de la mujer son las únicas causas de las desgracias públicas y de la corrupción de los gobiernos, han resuleto exponer en una solemne declaración los derechos naturales, inalienables y sagrados de la mujer [...].

¿Cómo opinaban los hombres revolucionarios sobre esta cuestión?

Las opiniones estaban divididas. Por un lado, Nicolas de Condorcet, un filósofo y político francés, escribió en 1790:
"El hábito puede llegar a familiarizar a los hombres con la violación de sus derechos naturales [...] Por ejemplo, ¿no han violado todos ellos el principio de la igualdad de derechos al privar, con tanta irreflexión, a la mitad del género humano de concurrir a la formación de las leyes, es decir, excluyendo a las mujeres del derecho de ciudadanía? ¿Puede existir una prueba mas evidente del poder que crea el hábito incluso cerca de los hombres eruditos, que el de ver invocar el principio de la igualdad de derechos [...] y de olvidarlo con respecto a doce millones de mujeres?".
Pero Pierre-Gaspard Chaumette, otro revolucionario, decía en la Asamblea:
"¿Desde cuándo le está permitido a las mujeres abjurar de su sexo y convertirse en hombres? ¿Desde cuándo es decente ver a mujeres abandonar los cuidados devotos de su familia, la cuna de sus hijos, para venir a la plaza pública, a la tribuna de las arengas [...] a realizar deberes que la naturaleza ha impuesto a los hombres solemnes?"
La Revolución Francesa conllevó enormes cambios a nivel político, pero el sometimiento hacia la mujer no era un tema principal. Mientras se realizaba el cambio necesario en la sociedad, las mujeres aún debieron esperar para conseguir sus derechos.

Entradas más populares de este blog

¿Qué fue de los hijos de María Antonieta luego de su muerte?

Vistas de Paris en el siglo XVIII

La princesa de Lamballe