Arte siglo XVIII: François Boucher



François Boucher nació en París el 25 de septiembre de 1703 y fue uno de los mayores exponentes del estilo comúnmente llamado (y para algunos, equivocadamente) "rococó". Es conocido principalmente por sus pinturas idílicas de temas mitológicos y sus retratos de Madame de Pompadour.



El estilo cautivador, brillante y superficial de Boucher, totalmente desvinculado del natural, constituye un fiel reflejo de la corte francesa de mediados del siglo XVIII. En efecto, François Boucher no tomaba nunca modelos para sus cuadros, sino que pintaba "de su imaginacion". Esto hacia que los rostros y los cuerpos que representaba se repitieran y hasta se simplificaran. Uno de sus grandes críticos fue Denis Diderot, quien en sus Salones lo describía como un artista "lleno de vicios", dándolo como el ejemplo de lo que no hay que hacer como artista.

La obra de Boucher está inspirada en artistas como Rubens, quién era el referente del colorito en la querella de los Antiguos y los Modernos en la pintura.

Esta comunión entre sus tendencias estilísticas y los gustos de la época está en la base de la enorme fama de que gozó y de los numerosos cargos y honores que recibió, los más prestigiosos de la época: llego a ser Premier peintre du roi. Madame de Pompadour, la célebre amante de Luis XV, lo consideró su artista preferido.

Entre sus obras destacan las de tema alegórico y mitológico, en las que Boucher se recreó en la sensualidad del cuerpo femenino, acentuando sus formas redondeadas. El triunfo de Venus y El baño de Diana se inscriben en esta línea.


Entradas más populares de este blog

Vistas de Paris en el siglo XVIII

¿Qué fue de los hijos de María Antonieta luego de su muerte?

Joseph Haydn: Sinfonía n°85, o "La Reine"