Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2016

Joseph Haydn: Sinfonía n°85, o "La Reine"

Imagen
Era probablemente en 1784 cuando Joseph Haydn viajó a Paris. Esto se debió a que el músico recibió una comisión especial por parte del Chevalier Saint-Georges, director de la recién formada Loge Olympique de Paris, una rama de la logia masónica. El resultado de ello fueron 6 sinfonías, de la 82 a la 87.

La sinfonía nº85 en Si bemol es la cuarta de esas seis sinfonías "parisinas", y es la que dejó encantada a la reina María Antonieta. Su movimiento lento, construido a base de variaciones sobre una canción francesa muy popular en aquel tiempo, La gentille et jeune Lisette, y el delicado tono del minueto, en el que se respira la atmósfera de la Austria natal de la reina y del propio Haydn, fueron las grandes novedades de la composición.

Por todo esto, esta sinfonía se ha ganado el apodo de "La Reina de Francia".

La misma consiste de cuatro movimientos:
* I. Adagio-Vivace
* II. Romance: Allegretto
* III. Menuetto: Allegretto
* IV. Finale: Presto

Y su orquestación, bas…

Luis XIV poeta: anécdota de Madame de Sevigné

Imagen
Carta de Madame de Sevigné al Marqués de Pomponne
1 de diciembre de 1664
Os contaré una historia menuda, que es verdadera y que os divertirá. El rey (n.d.e: Luis XIV) hace versos. El hizo el otro día un madrigal, que él mismo encontraba poco feliz. Una mañana, le dice al mariscal de Gramont: "Leed, os suplico, este madrigal y decidme si habéis visto otro tan poco razonable, porque desde que ha sabido que me placen los versos, me llegan de todos lados." El mariscal, después de haberlo leído, dice al rey: "Sire, Vuestra Majestad juzga divinamente todas las cosas; es verdad que este es el mas tnto y más ridículo madrigal que yo haya leído". El rey se echa a reir y dice: "¿No es verdad que el que lo ha hecho es fatuo y desprovisto de juicio? a lo que el mariscal le responde: "Sire, no hay medio de darle otro nombre. -Bien - dice el rey - estoy encantado de que me hayais hablado tan buenamente; yo soy quien lo ha hecho. -Ah!, Señor, qué traición, dadmelo nueva…

Nicolas Poussin, maestro del clasicismo

Imagen
Nicolas Poussin, Autorretrato, 1650

La figura de Nicolas Poussin es clave para entender el arte pictórico francés durante el Gran Siglo de Luis XIV, así como también los cambios que vinieron después. Gran paradoja, si tenemos en cuenta que este artista realizó casi la totalidad de su carrera en Roma. Con este artículo no pretendo hacer un estudio exhaustivo del artista (ni los eruditos más avanzados podrían hacerlo: Poussin es un manantial inagotable de puntos de estudio), sino una breve presentación de la referencia del arte francés del siglo XVII.
Nacido en Les Andelys, Normandía, en 1594, Poussin descubrió su vocación a temprana edad. De todos modos, poco puede decirse de su juventud mal documentada, al punto de no haber hoy en día obras que daten de antes de sus 30 años. Se sabe que su formación se llevo a cabo en diferentes ateliers franceses, en Rouen y en París, para finalmente desplazarse a Roma en 1624 con su mecenas Gian Battista Marino.
Es Marino quien lo introduce en di…

Derechos del hombre...¿y la mujer?

Imagen
La igualdad de los "hombres" proclamada por la Revolución Francesa planteó el problema de qué hacer con las mujeres y los pobres. El voto universal masculino solo funcionó durante el corto período de mayor convulsión, que fue el mismo en el que las mujeres tuvieron la esperanza de alcanzar la igualdad.

La revolucionaria Olimpia de Gouges publicó en 1791 la Declaración de los derechos de la Mujer y la Ciudadana. Allí se podía leer:

"La mujer nace libre y debe permanecer igual al hombre en derechos [...[. La ley debe ser la expresión de la voluntad general; todas las Ciudadanas y los Ciudadanos deben contribuir, personalmente o por medio de sus representantes, a su formacion [...]. Las madres, las hijas y las hermanas, representantes de la nación, piden ser constituidas en Asamblea Nacional. Considerando que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos de la mujer son las únicas causas de las desgracias públicas y de la corrupción de los gobiernos, han resulet…

La muerte de Luis XV, segun Madame Campan

Imagen
"El Delfín permanecía con la Delfina. Juntos esperaban la noticia de la muerte del rey Luis XV. Un terrible ruido, absolutamente estruendoso, se escucho en los apartamentos externos; era la muchedumbre cortesana que dejaban la antecámara del rey muerto para rendir homenaje al nuevo poder de Luis XVI. Este tumulto extraordinario informó a María Antonieta y a su marido que eran aclamados para el trono; y, con movimiento espontáneo, el cual afecto a aquellos que se encontraban el rededor de ellos, se lanzaron sobre sus rodillas; los dos, ahogándose en lagrimas, exclamaron: "Oh Dios! Guíanos, protégenos; somos demasiado jóvenes para reinar."

- "Memorias de Madame Campan"